Vivir en Corazón

Miguel Ángel Cueto - Psicólogo Marbella - Psicología Emocional - Vivir en Corazón

Vivir en Corazón

www.miguelangelcueto.com - Psicología Emocional - Vivir en Corazón
Al ayudar, te ayudas, y lo haces sin esperar nada a cambio.

   Vivir en corazón es un estado que te permite disfrutar plenamente del momento presente y sentir una profunda paz interior. Tu cuerpo y tu mente se integran en armonía y mantienen una sana confianza en ti y en la vida. Se abre un mundo de comprensión donde dejas de juzgar a los demás y les deseas lo mejor sin importar lo que hayan hecho. Al vivir en corazón te centras en lo que tú haces y lo que esperan los demás de ti pasa a ser una anécdota. Te concentras en tu crecimiento como ser humano y te conviertes en una fuente de inspiración.

   Vivir en corazón hace de ti una persona generosa que se siente en plenitud consigo misma. Te cuestionas qué puedes aportar a los demás en lugar de qué pueden aportarte a ti los demás. Se desarrolla en ti un profundo y sereno sentimiento de conexión con cuanto te rodea.

 

“Sólo hay dos maneras de vivir tu vida:

Una es como si nada fuera un milagro.

La otra es como si todo fuera un milagro.”

Albert Einstein

¿Es fácil vivir en corazón?

Miguel Ángel Cueto - Psicólogo Marbella - Psicología Emocional - Vivir en Corazón
Observa cómo te tratas: ¿sabes quererte?

   Vivir en corazón es sencillo pero nos boicoteamos mediante las creencias propias autolimitantes, la dependencia de los demás, el impulso a imponer que las cosas ocurran de una determinada forma, a que los demás tengan que hacer lo que tú deseas…

   La única barrera que te impide vivir en corazón son tus pensamientos, tu conducta y tus sentimientos.

   Caer en la tentación de justificar tu forma de ser es una trampa que utlilizas cuando te niegas a madurar y a dejar atrás conductas que solo te causan malestar; a ti y a los demás.

 

“Conócete a ti mismo”, gnóthi seautón, nosce te ipsum.

Templo de Apolo en Delfos, Grecia

 

¿Son incompatibles las emociones y vivir en corazón?

   Para comprender qué son las emociones y sentimientos es importante que leas antes el siguiente artículo: Emociones y Sentimientos.
Miguel Ángel Cueto - Psicólogo Marbella - Psicología Emocional - Vivir en Corazón
Las emociones son naturales. Aprender a conducir los sentimientos nos hace humanos.

   Sentir emociones es lo más natural para el ser humano. Es nuestro primer lenguaje con el que nos comunicamos con el mundo que nos rodea.  Intentar evitarlas o inhibirlas es una decisión que puede llevarnos a sentir que estamos acumulando carga emocional y que tarde o temprano acabaremos explotando.

   Cuando se vive en corazón experimentamos las seis emociones pero no le  añades excesivas cogniciones, pensamientos, a lo que sientes. Se sienten las emociones pero no te recreas en ellas , es decir, no se generan sentimientos duraderos que perturban tu estado de calma.
   Un ejemplo: Puedes sentir miedo durante unos minutos porque te puedes sentir en peligro. La persona que vive en corazón creará rápidamente una línea de pensamientos que le permitan reponerse en poco tiempo y salir reforzada de la experiencia vivida.
   Vivir en corazón te permite ser más sensible, con más humanidad y sentir una gran autonomía al mismo tiempo.

“Una emoción no causa dolor. La resistencia o supresión de una emoción causa dolor.”

Frederick Dodson

 

El camino que lleva a tu corazón

Miguel Ángel Cueto - Psicólogo Marbella - Psicología Emocional - Vivir en Corazón
Si vives en corazón sabrás amarte y podrás compartir tu bienestar con los demás.

   Aprender a quererse es fundamental para desarrollar en ti una profunda sensación de bienestar interior. Mira hacia dentro y observa cómo tratas a los demás y cómo te tratas a ti. Quizás te des cuenta de que tratas a los demás mucho mejor que a tu persona.  Haces por ellos lo que no harías por ti. Con esta forma de proceder en la vida transmites un mensaje muy negativo a tu inconsciente. Constantemente le dices a tu interior que no mereces un trato equitativo y justo, que eres menos que los demás.

   Es tiempo de amarte, respetarte, reconocerte y valorarte. Es tiempo de cuidar lo que comes, lo que bebes, tiempo de hacer ejercicio físico, tiempo de descansar y tiempo de esforzarte por ti para estar bien. ¿Si no sabes amarte cómo pretendes amar a los demás?

   Es tiempo de vivir en corazón, de disfrutar de la armonía de vivir,  de sentir la conexión con los demás y con cuanto te rodea. Aprende a amarte y comparte tu bienestar con los demás. Tu inconsciente te lo agradecerá y los demás … ¡también!

   Sentir la plenitud está a tu alcance y es una meta que te mereces, sin más, sin explicaciones.

“Amarás a tu prójimo como a ti mismo.”
Mateo 22:39, Levítico 19:18

 

Un primer paso para vivir en corazón: “La tabla de la Verdad”

   Es un objetivo maravilloso proponerse vivir en corazón y algo que puede facilitarte mucho lograrlo es saber dónde estás para saber orientar tus pasos en la dirección correcta. Para ello te voy a presentar la “Tabla de la Verdad” donde aparecen pensamientos, sentimientos, creencias  y conductas que se producen al vivir en corazón.  Lo contrario te llevarán hacia un estado interior desagradable casi con total seguridad.

www.miguelangelcueto.com - Psicología Emocional - Vivir en Corazón
Conocer tu mundo emocional puede ayudarte mucho.

  Saber por dónde “te mueves” te va a ayudar a conocerte mejor y seguramente podrás comprender qué sentimientos, creencias o conductas te llevan al malestar, el sufrimiento y la ansiedad o por el contrario hacia la alegría y el crecimiento interior como ser humano.

   Consejo para vivir en corazón: Observate tan amenudo como puedas, analiza tus pensamientos, tu conducta, lo que sientes. Observa qué hay detrás de tus deseos y  tus creencias.

 

Cómo interpretar la Tabla de la Verdad para vivir en Corazón:

   Lo interesante es que cuando estás en un lado no estás en el otro; son autoexcluyentes. Es decir, no puedes sentir resentimiento hacia una persona y pensar que la has perdonado. No se puede desear el bien de una persona y a la vez sentir envidia de que le vayan las cosas bien. Recuerda que todos somos libres, incluso tu; aprende a vivir confiando en ti y libérate de toda atadura que no desees. Y  si deseas permanecer en una situación tóxica que sea desde la comprensión y no desde la obligación.

   La tabla de arriba no es ni mucho menos exhaustiva y puede variar según el sistema de creencias de cada persona. Lo importante es tomar consciencia de que tu estado de ánimo, sensación interior y cómo percibes la vida dependen mucho de ti.

 

www.miguelangelcueto.com - Psicología Emocional - Vivir en Corazón
El camino hacia el bienestar es personal e individual. Solo depende de ti y de nadie más.
Sé fiel a tu intuición:

   No importa el punto de partida donde te encuentres, lo importante es cultivar las cualidades y sentimientos de la primera columna. Cuanto más tiempo te encuentres en ella más cerca estarás del bienestar interior y más disfrutarás de la vida. Así de simple.

   Sé fiel a tí y no confundas tu intuición con tus deseos egoístas. Diferenciarlos quizás te lleve tiempo, pero desde la calma y la reflexión interior es mucho más fácil distinguirlos.

   Y recuerda: la madurez, la paz interior, el binestar… son individuales. Nadie puede madurar por tí, ni crecer por tí, ni vivir por tí. Tu existencia es tu responsabilidad y tus decisiones atraerán el bienestar o el sufrimiento según lo que elijas. Decidir qué color gafas vas a usar en la vida es tu elección. ¿Has probado ver la vida desde otra óptica? Quizás sea más fácil de lo que piensas si te tomas tu bienestar muy en serio.

 

“No dejes que se muera el sol sin que hayan muerto tus rencores.”

Mahatma Gandhi

 

El camino del medio

Miguel Ángel Cueto - Psicólogo Marbella - Psicología Emocional - Vivir en Corazón
Instaurar nuevos patrones de conducta saludables puede costar más que escalar una montaña ¡Pero merece la pena!

   La persona que se conduce en la vida con respeto hacia sí misma y los demás es un signo de madurez psicológica. Evitar los extremos y los excesos te llevará a entrar en el camino de la moderación y este camino es el que te conducirá hacia el bienestar y la paz inteior.

   En muchas ocasiones tienes muy buenos propósitos y al fallar en el primer intento te castigas y te sientes culpable. Es la culpabilidad lo que suele causar más perjuicio que la propia regla que hemos roto. Te sientes culpable y, es posible, que entres en conductas y pensamientos autolesivos. Esto te causa desvalorización, creencias y cogniciones que te conducen a sentir que no vales, que no mereces la pena, que no tienes la suficiente voluntad… Y retornas a los viejos  patrones de conducta que te conducen al malestar y el agotamiento.

  Si te respetas y deseas lo mejor para ti evitarás todo lo que pueda perjudicarte directa o indirectamente. Seguir una dieta equilibrada y sana seguramente puede ayudarte mucho a sentirte mejor. Sabes que comer o beber ciertos alimentos no te convienen. Puedes tomar la decisión de evitarlos al máximo. Si un día rompes la regla y tomas algo, que te has propuesto dejar,  sé flexible y disfruta del momento. Desde ese momento continúa como si nada y sigue con la vida que te has propuesto seguir.

 

“La creencia de que podemos contar con atajos a la felicidad, la alegría, la comodidad y el éxtasis, en lugar de tener derecho a estos sentimientos por el ejercicio de las fortalezas y virtudes personales, conduce a legiones de personas que, en medio de una gran riqueza, están hambrientos espiritualmente.”

Martin Seligman

 

El acto de perdonar

Miguel Ángel Cueto - Psicólogo Marbella - Psicología Emocional - Vivir en Corazón
Perdonar te facilita mucho vivir en corazón.

   Perdonar es un acto que abre las puertas del bienestar y te lleva a vivir en corazón. El perdón es además el camino que te conduce a poder vivir el momento presente de forma plena. Cuando perdonas permites que la vida siga su curso y que un hecho del pasado deje de condicionarte.

   Si alguien hizo algo que te afectó y te causó dolor lo más práctico es perdonar y seguir tu camino. La razón es muy simple: mantener el resentimiento en tu interior requiere de muchos recursos cognitivos, de muchos pensamientos, que en el fondo solo te causan malestar a ti y a nadie más. Esto no significa que vuelvas a incluir a esta persona en tu vida o círculo más cercano.

   El perdón te abre las puertas de la libertad. El rencor te hace un esclavo de la persona que te ofendió. Si lo miras de este modo no le darás tanta importancia a quien te dañó, le perdonarás y dedicarás tus fuerzas a algo más interesante como hacer ejercicio físico, disfrutar la lectura de un libro que te agrade, cocinar algo sano y compartirlo…

   Puede ocurrir que sientas que todo el mundo te hace cosas especificamente para molestarte. Quizás sientes que te cuesta mucho cambiar tu enfoque. Si es así podría ser muy interesante que contrastaras tus experiencias con un terapéuta que te ayude a superar las limitaciones más facilmente.

 

 Perdonar es el valor de los valientes. Solamente aquel que es bastante fuerte para perdonar una ofensa, sabe amar. 

Mahatma Ghandi

Aprender a conectar con tu Corazón

   Es importante tomar consciencia que nuestro corazón emocional es puro amor hacia ti y hacia los que te rodean. Los sentimientos que produce tu maravilloso corazón son siempre de amor, comprensión, empatía y alegría.

Miguel Ángel Cueto - Psicólogo Marbella - Psicología Emocional - Vivir en Corazón
Al vivir en corazón conectas con todas tus cualidades.

   Imagína que tu corazón es como un instrumento musical y está afinado permanentemente a una nota. Esta nota es el bienestar, el respeto hacia ti y los demás, el crecimiento interior, la ilusión de vivir y compartir… Tu corazón solo emite una melodía y esa melodía es la plenitud que se experimenta al vivir en armonía.

    Tu corazón emocional es amor incondicional y solo emite ese amor hacia todas partes. Lo interesante es ir conectando cada vez con más frecuencia con las emociones y sentimientos que te hacen sentir bien y que te llevan hacia el respeto a ti y a los demás.

   Si te desconectas de la melodía del amor con sentimientos como la envidia, el odio y el rencor no significa que tu corazón no esté emitiendo sino que te has desconectado y entras en el sufrimiento.

   Tu corazón está en el centro de tu universo y llena todo tu ser de paz y serenidad. Los cambios de humor, los arrebatos de cólera, la desmotivación, la dejadez, el sentirse mal al ver que a los demás les va bien… son parte de nuestra “normalidad”, pero no nos hace más humanos sino al contrario, nos aleja de nuestra humanidad, de los sentimientos y conductas que nos llevan a desarrollarnos plenamente como seres humanos.

 

“La humanidad es una familia unida e indivisible, y yo no puedo desligarme del alma más cruel.”

Mahatma Ghandi

 

Tu capacidad de amarte es infinita

Miguel Ángel Cueto - Psicólogo Marbella - Psicología Emocional - Vivir en Corazón
Vivir en corazón es sencillo: basta con expresar el amor que llevas dentro

   El corazón nunca se “seca” o desgasta, lo que se produce es simplemente una desconexión con aquello que te hace sentir el profundo bienestar de experimentar una vida plena.

   Tu corazón es un pozo que siempre está lleno de agua cristalina y sana.  Te aguarda con una paciencia infinita para que viertas en tí los sentimientos y conductas que te harán crecer en ese profundo bienestar interior, que siempre has deseado y en ocasiones ya has sentido.

   Acepta tu responsabilidad y disfruta de una vida plena. Conectar con tu corazón y vivir una vida armoniosa es una tarea que solo depende de ti. Las excusas, las quejas, los condicionantes son solo una expresión de negarte a ti el amor que está a tu alcance y está deseando expresarse.

Atrévete a salir de tu zona de confort y experimenta una vida llena de bienestar y momentos hermosos: ¡Te lo mereces!

 

“Amarse a sí mismo es el comienzo de una aventura que dura toda la vida”

Oscar Wilde

Miguel Ángel Cueto - Psicólogo Marbella - Psicología Emocional - Vivir en Corazón
Para citas enviar mensaje de sms o WhatsApp al 609 57 71 00

 

Nota: El presente artículo está basado en mi experiencia personal y profesional. La Tabla de la Verdad es solo orientativa y cada uno puede modificarla según sus creencias y cultura. El presente artículo puedes reproducirlo parcialmente o en su totalidad siempre que reflejes la procedencia del mismo, ya sea con mi nombre Miguel Ángel Cueto Liaño o mi página web www.miguelangelcueto.com, junto al texto reproducido.

 

Artículo relacionado 1

 

Deja un comentario