La Calma y cómo lograrla: Trabajando con el inconsciente

vida plena

¿Cómo puedo encontrar la calma? Trabajando con el inconsciente

En tu interior existe un mundo maravilloso esperándote.

Cada vez hay más información sobre las enormes capacidades de que dispone el inconsciente y, sin embargo, por mucho conocimiento teórico que almacenemos en la memoria, nos sentimos perdidos y desorientados a la hora de influir sobre el inconsciente. La calma es el primer paso a dar en el camino del bienestar.

Como profesional entiendo el inconsciente como el medio ideal para influir sobre uno mismo. Como cualquier habilidad, podemos mejorar nuestra sensación bienestar utilizando técnicas sencillas y, a la vez, muy efectivas.

Antes de empezar:

Perseverancia y paciencia son la llave del inconsciente.

Hay dos aspectos muy importantes a tener en cuenta:

Si quieres conseguir algo con el inconsciente necesitarás perseverancia y paciencia. Mediante la repetición de los ejercicios de relajación todos podemos mejorar la capacidad para relajarse y mejorar el bienestar interior.
Buscar un lugar y un tiempo para dedicarse diariamente resulta más que necesario. Tener una prioridad y ser metódicos nos ayudará a todo en esta vida, y el inconsciente, no es una excepción.

 

¿Y ahora … por dónde empezar?

Lograr la calma es esencial para edificar tu bienestar.

Lograr la calma es el primer objetivo. Sobre la calma se puede construir y mejorar una agradable sensación interior de bienestar que perdure sean cuales sean las circunstancias. Existen muchos caminos para llegar a ella y yo voy a exponer un sencillo ejercicio que me ayudó mucho para mejorar mi sensación de calma interior. ¡Recuerda que sencillo no es igual a fácil!.

Ejercicio para incrementar la calma:

Dedicarte un tiempo para ti vigoriza tu autoestima.

Busca un lugar tranquilo y que de veinte minutos a media hora nadie pueda interrumpirte. Deja tu móvil en silencio y sin vibración y, a poder ser, fuera del lugar donde vas a realizar el ejercicio. Así evitaremos la tentación de mirar un instante el móvil e interrumpir el ejercicio. Túmbate boca arriba en una cama , en un sofá, … y usa los cojines que necesites, hasta que sientas que la postura es cómoda, la respiración relajada y sin tensiones… Los brazos estirados a lo largo del cuerpo con las manos relajadas. Mantener las piernas sin cruzarlas. Ten siempre presente que la postura que adoptes debe ser suficientemente cómoda para mantenerla durante un buen rato. Modifica tu postura hasta que logres una postura cómoda y sin molestias.

Siente tus sensaciones sin forzar nada.

Cierra los ojos y no dirijas la atención a nada en especial. Percibirás las sensaciones corporales; el aire entrando en los pulmones, los sonidos exteriores, el roce de la ropa sobre tu piel, … y, de forma inadvertida, vendrán a tu mente un sinfín de pensamientos!

 

¿Cómo hacerlo?

Lo importante durante la realización del ejercicio es ir dejando pasar los pensamientos. No se hace esfuerzo alguno en evitar los pensamientos. No se evitan las visualizaciones, simplemente las observas y las dejas pasar sin que te encadenen a una línea de pensamiento sobre un tema en particular.

Lo habitual es que durante los primeros días no logremos desligarnos de la actividad mental, con innumerables pensamientos donde se muestran las inquietudes de nuestro inconsciente. Acudirán a la mente situaciones que te distraerán de alguna forma.

Liberarte de tus apegos es el camino a la libertad interior.

Con la práctica la actividad mental suele reducirse y una agradable sensación aparece. Los pensamientos se presentan cada vez más distantes como nubes en cielo azul. Al pasar los pensamientos volvemos a nuestra sensación corporal, la respiración, los sonidos, la energía corporal, la temperatura … Esto es lo importante del ejercicio: Lograr dejar pasar los pensamientos mientras mantienes la atención en las sensaciones corporales.

 

 

¿Todos tenemos la misma experiencia?

Cada persona tiene una predisposición diferente para realizar los ejercicios de introspección. La perseverancia y la paciencia son tus compañeras ideales para lograr tus metas.

En Turquía existe una ceremonia, Sema, donde los “derviches” dan vueltas sobre sí mismos y parece imposible que no se mareen y se desplomen al suelo al poco tiempo de comenzar. ¡Eso es lo que yo pensaba! Hace un tiempo tuve la oportunidad de asistir a un evento donde durante nueve días enteros podías practicar y girar sobre ti mismo indefinidamente. Hasta poner mis pies en el suelo de madera en forma de círculo todo eran dudas, pero al empezar a girar lo comprendí al instante:

Disfruta de cuanto te rodee sin intentar poseerlo.

… Si te aferras a lo que ven tus ojos, te mareas al instante y te caes. El truco está en ver pasar la imagen sin querer fijarla, sin observar los detalles… Aprender a no retener la imagen. Lo que ves es una ilusión, solo importa lo que sientes en tu interior… esta fue mi experiencia personal.

El hinduismo se refiere a “Maya” como a una ilusión, una imagen irreal. Si te atrapa la ilusión el ser humano genera Karma y se ve abocado a experimentar una y otra vez la misma experiencia hasta conseguir desligarse de lo superfluo.

Conseguir dejar pasar tus pensamientos como nubes en un cielo azul es el primer contacto con un nivel interior de calma y serenidad donde se comienza a ver la propia vida como si fueras un observador externo y no como un actor principal.

Cuando la calma se establece en ti, la seguridad aparece a florecer en ti.

Todo lo que merece la pena requier esfuerzo:

Los grandes viajes siempre se inician con un primer paso. La calma, en mi opinión, es un excelente objetivo a lograr. No conozco a nadie perfecto, todos nos equivocamos, pero la verdadera resiliencia se logra al levantarse una y otra vez, aceptando las errores como una oportunidad de aprender y mejorar y no como una sentencia que nos obliga a rendirnos a nuestros patrones de comportamientos habituales.

Tu ego comienza a equilibrarse, la calma aparece suavemente y una sensación de quietud y bienestar aflora el la existencia cotidiana. Tu Sombra deja de ser tu enemiga y la creatividad aparece espontáneamente. La aceptación de lo que sucede sin reservas te hacen ver las experiencias como una continua oportunidad para mejorar como ser humano y trascender de las distracciones con las que el mundo intenta atrapar tu atención para que no prosigas tu camino como un “Ser Libre”.

 

“Mantén la calma, sereno, siempre al mando de ti mismo.

A continuación, descubre lo fácil que es llevarse bien”

Paramahansa Yogananda

 

Psicólogo Marbella – Hipnosis – Psicología – Psicoterapia – Coach

Para citas enviar mensaje de whatsapp o sms al (34) 609 57 71 00

 

 

Artículo1 alternativo

Artículo2 alternativo

Artçiculo3 alternativo

Deja un comentario